24 oct. 2015

LA PIEL: LA PRIMERA LÍNEA DE DEFENSA DEL CUERPO HUMANO

La piel funciona como una barrera física y química contra los agentes externos. La piel de los seres humanos están constantemente expuestos a una diversa gama de productos en la industria, la agricultura, el ambiente, la higiene personal y el hogar. Estas sustancias tienen diferentes toxicidades, que van por ejemplo desde los pesticidas a las cremas y cosméticos de uso diario. Si los tóxicos son absorbidos por la piel pueden causar reacciones locales, o pueden entrar en la circulación sanguínea para producir efectos generales en el cuerpo.

La piel se compone de dos capas principales: la exterior sin vasos sanguíneos o epidermis, y la interior o dermis, que contiene los capilares, los nervios y los apéndices de la piel (glándulas sudoríparas, glándulas sebáceas y folículos pilosos). La primera y más importante barrera para la absorción de los productos químicos es la parte más externa de la epidermis o estrato córneo. El estrato corneo es una membrana compacta y multicelular de corneocitos (restos de los queratinocitos terminales diferenciados) embebidos dentro de una matriz de lípidos compuesta principalmente de ácidos grasos libres, colesterol y ceramidas. Estos lípidos son componentes esenciales de la permeabilidad de la barrera cutánea. También desempeñan un papel crucial en la regulación homeostática de agua en el cuerpo y en la absorción y la acumulación de productos químicos orgánicos solubles en lípidos y metales tóxicos. Los cuerpos lamelares de los queratinocitos del estrato granuloso en la capa más interior de la epidermis producen estos lípidos y los eliminan a los espacios extracelulares. La penetración percutánea se correlaciona inversamente con el contenido de lípidos del estrato corneo.

La difusión de sustancias a través de la piel es un proceso complejo. La exposición dérmica puede resultar del contacto con residuos, de contaminantes orgánicos que se encuentran en el agua, de partículas en el aire o de vapores. El espesor de la piel se correlaciona con una menor penetración y absorción química. Las propiedades de los compuestos químicos es uno de los principales determinantes de la capacidad de penetración.En general, las sustancias grasas penetran con mayor facilidad. Los corneocitos son capaces para absorber grandes cantidades de agua y ésta tiene un papel importante en la penetración percutánea. La piel es también un lugar bio-transformación química y fotoquímica que influye en la penetración percutánea. Bajo algunas condiciones, la absorción transdérmica de los productos transportados por el aire o vaporizados puede representar importantes fuentes de exposición dérmica.

La oclusión con plásticos o tejidos puede aumentar la absorción percutánea de muchos compuestos. La difusión de productos químicos a través de apéndices de la piel, incluyendo los folículos pilosos, glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas, parece ser importante para que moléculas grandes, tales como proteínas y partículas, puedan penetrar y ser almacenados en la piel. Los sitios del cuerpo que generalmente tienen más alto índice de absorción son las regiones genitales y la cabeza, incluyendo la frente, el cuero cabelludo y el cuello. Estas áreas están además más expuestas a contaminantes ambientales. En general se cree que la función de barrera de la piel disminuye con la edad. El daño causado por sustancias químicas, daños físicos y enfermedades, da lugar a una alteración de la estructura e integridad de la piel que tendrá implicaciones para el paso de sustancias a través de la piel.

13 feb. 2015

EL CUIDADO DE LA PIEL GRASA

Muchas personas tienen la piel de la cara grasa consecuencia de la producción excesiva de sebo. La alteración en la producción de sebo está también relacionada con la existencia de granos, espinillas, acné o poros abiertos.

El sebo es una sustancia líquida aceitosa que sirve para hidratar la piel. El sebo está producido de forma natural por las glándulas sebáceas, pequeños saquitos de células en las capas internas de la piel que conectan a través de un conducto o poro con el exterior. Las glándulas sebáceas están controladas por estímulos hormonales, por eso la piel grasa es más común en adolescentes que en adultos. Es importante tener en cuenta que la grasa se acumula sobre todo en la zona central de la cara donde existen más glándulas sebáceas, especialmente en frente, nariz y mentón. Hablamos de piel mixta cuando solamente alguna zona del rostro acumula sebo, mientras que nos referimos a piel grasa si toda la cara tiene un exceso de sebo. 

Los mejores productos cosméticos para la piel grasa. La crema hidratante ideal.

Algunos productos específicos pueden controlar el exceso de grasa en la cara. Se deben evitar los productos cosméticos y maquillajes a base de aceite o grasa, también denominados comedogénicos. Es preferible utilizar cremas hidratantes (gel-cremas) y maquillajes a base de agua y sin grasas (oil-free), específicas para este tipo de piel. Al despertar y antes de dormir deberemos limpiar nuestra cara. Para eliminar el brillo y grasa del rostro es preferible usar agua y jabón (suave y en pastilla preferiblemente), hacer espuma abundante seguido de un aclarado intenso con agua. Con esta rutina seguida de un hidratante en gel-crema podemos regular el exceso de grasa de la piel.  

31 ene. 2015

ALIMENTOS A EVITAR EN CASO DE URTICARIA

La urticaria es una forma de alergia que se manifiesta con la aparición brusca de ronchas o protuberancias rojizas de la piel que producen picor o quemazón. Pueden durar desde pocos minutos hasta varias horas, suelen cambiar de forma y desaparecer antes de 24 horas sin dejar marca. Estos brotes pueden aparecer varias veces al día. 

El tratamiento consiste principalmente en buscar el origen de la alergia y en medicamentos antihistamínicos para paliar las molestias. Los medicamentos tópicos como cremas o lociones no son efectivos para la urticaria.

¿Qué causa la urticaria?

En raras ocasiones puede ser debida a infecciones, enfermedades internas o frio. Con mucha más frecuencia se deben a medicamentos (penicilina, aspirina, …), ciertos tipos de alimentos (marisco, fresas, ...) y conservantes y colorantes como los '' AZO '' o ácido benzoico. Aunque estos últimos están muy regulados en su uso alimentario, pueden encontrarse en: 

Comidas:
Sopas enlatadas o en sobre
Pescado envasado o congelado
Purés preparados 
Bollos y productos de pastelería industrial
Conservas de todo tipo 
Yogures de frutas
Frutas en almíbar 
Caramelos de todas clases
Mermeladas, compotas y gelatinas 
Chicles y similares
Helados y batidos
Bombones con relleno (excepto los de chocolate negro)
Batidos 
Macarrones y pastas para sopas coloreadas (amarillo)
Flanes en sobres
Leche envasada
Natillas en sobres
Embutidos
Crema en polvo 
Frutos secos
Postres con vainilla

Bebidas:
Refrescos de frutas (bebidas)
Zumos de frutas (preparados o embotellados)

Condimentos:
Mayonesa preparada
Fritos de tomate o cebolla (envasados)
Salsas preparadas 
Quesos cremosos y de bola
Condimentos de ensalada
Mostaza y “azafrán”
Kétchup

Varios:

Pastas de dientes coloreadas o con rayas

12 ene. 2015

CUIDADOS DE LA PIEL EN EL TRABAJO

Existen un gran número de agentes físicos y químicos capaces de producir enfermedades dermatológicas en diversas actividades y puestos de trabajo, de hecho los problemas de la piel de origen profesional son muy frecuentes. Estos agentes incluyen productos irritantes y cáusticos  exposición al frío o al calor, fricción con herramientas, contacto con hongos, virus o bacterias, etc. 

A continuación se exponen las dos medidas preventivas generales más importantes para prevenir enfermedades dermatológicas y cuidar la piel en el trabajo.

1. Disponer de información completa y fiable sobre las sustancias y los materiales que se usan en el trabajo, así como de los riesgos que comportan. 

De esta manera es más fácil conocer las precauciones que se deben adoptar para evitar riesgos así cómo saber actuar en el caso de contacto de la piel con sustancias irritantes o que producen alergias. 

2. Establecer unas medidas básicas de higiene personal.

Usar prendas y productos de protección para el cuidado de la piel. Mejor intentar sustituir las sustancias nocivas, instalar sistemas de ventilación y procurar la automatización del trabajo. Tener precaución con el uso indiscriminado de los guantes de látex para evitar alergias y sustituirlos por guantes de vinilo.

Para reducir el tiempo de contacto con el producto de riesgo y evitar su transporte a otros lugares se recomienda una ducha diaria o limpieza de las manos y de las zonas de la piel expuestas. Se aconseja en general que los grifos tengan sistemas de abertura que eviten el contacto directo.

Usar el jabón necesario, frotando a fondo, primero con poca agua. Al finalizar, la suciedad y el jabón se enjuagarán totalmente con abundante agua. Evitar los secadores de aire caliente. La mejor opción son las toallas de tejido que no resequen la piel.

Escoger el tipo de limpiador según la suciedad. Si hay poca suciedad, un limpiador líquido de pH neutro, sin disolventes. Si la suciedad es media y tenaz mejor un detergente líquido de pH ligeramente alcalino, sin disolvente para las grasas, y con un pequeño porcentaje de disolvente para colas y pinturas. Evitar el jabón en polvo y en pastilla. Tampoco los productos abrasivos como el serrín o la arena.


Aplicar una crema protectora sobre la piel limpia antes de cada trabajo y después de cada higiene. 

19 dic. 2014

ESQUÍ: CONSEJOS PARA PROTEGERSE LA PIEL


Si vamos a esquiar, efrío  el viento, la humedad y el sol tiene tendencia a secar la piel de las zonas expuestas como cara y manos. Mantener una buena hidratación con cremas  ayuda a que la piel conserve sus propiedades de aislamiento. Esto debe hacerse principalmente en cara, manos, pies y piernas la noche antes de esquiar. También es importante abrigarse bien manos y cara, especialmente si el día es muy frío y sopla el viento. De esta forma se evitan los eccemas y dermatitis frecuentes en personas de piel sensible. Si notamos los labios secos, no es recomendable humedecerlos con saliva ya que esto los reseca aun más y los hace más vulnerables al frio y al sol.

La protección solar en la alta montaña es imprescindible ya que los rayos ultravioletas, causantes de las quemaduras solares, son más intensos allí. El fotoprotector debe aplicarse especialmente en los labios, la nariz, frente, pómulos y orejas. Siempre aplicar un fotoprotector alto (+50) una hora antes de esquiar. Mejor llevar encima algo de fotopotector para la piel y los labios por si debemos repetir su aplicación a lo largo del día (cada 2-3 horas). Recordar no dejar de aplicarse el fotoprotector o llevar gafas los días nublados (los rayos ultravioleta son invisibles y tienen gran energía por lo que atraviesan las nubes). No es bueno ponerse otras cremas o productos cosméticos antes que el fotoprotector ya que pueden impedir su unión a la piel y su efecto (además algunos cosméticos y colonias pueden manchar la piel si interaccionan con la luz solar).

Antes de la temporada de esquí es recomendable iniciar la hidratación diaria de la piel, especialmente de cara, labios (bálsamo labial), manos y piernas (principalmente desde las rodillas a los pies). Respecto a la prevención del cáncer de piel sería ideal una visita al dermatólogo para una evaluación de riesgos y obtener un consejo personalizado. En pieles maduras un par de meses antes de la epoca de esquí aconsejo un tratamiento revitalizante con mesoterapia que ayudará a mantener la piel estimulada para afrontar mejor el frio y el fotoenvejecimiento. Algunas personas con pieles desgastadas pueden beneficiarse de un tratamiento exfoliante con un peeling medico suave para mejorar el grado de hidratación en la piel de la cara.


22 nov. 2014

CONSULTA ONLINE: ACCESO PERSONAL RÁPIDO Y FIABLE A LA MEJOR INFORMACIÓN

Como parte del constante esfuerzo por mejorar el servicio que ofrecemos desde la Unidad de Dermatología de CLÍNICA GO&FER hemos incorporado la consulta online para que sea más fácil y conveniente orientar y responder de forma profesional y fiable a las dudas de carácter personal, desde cualquier lugar, con rapidez, ahorrando tiempo. 

No se pretende sustituir la consulta presencial sino facilitar el acceso rápido y detallado a la mejor información posible. En caso de que el profesional o el paciente lo consideren oportuno, se deberá realizarla una consulta presencial.




El coste de la consulta online es de 40€ . Puede realizarse por email o bien a través de Skypey con una duración máxima estimada es de unos 20 minutos por sesión. 

Si estas interesad@ en una consulta online envía un email a info@goandfer.es o llama al +34 93 3332131. De forma inmediata se concertará la consulta.

3 oct. 2014

Octubre: un mes para concienciar sobre el eccema

El eccema es una inflamación que afecta a las capas más superficiales de la piel. Se manifiesta generalmente en forma de placas enrojecidas y picor. En los eccemas agudos predominan además las vesículas y la producción de una superación acuosa que conduce a costras. A medida que se hace más crónico y no es tratado de forma adecuada aparece el engrosamiento de la piel, la descamación y la pigmentación de la piel.

Es un problema de la piel muy común que afecta a todos las edades. Diferentes cuadros dermatológicos conducen a la aparición de eccemas incluidas la dermatitis atópica, la dermatitis seborrea, las dematitis de contacto alérgicas e irritativas, dermatitis infecciosas, etc.

El otoño y el invierno acostumbran a ser meses donde aumenta la incidencia de eccemas debido al frío y las adversas condiciones climáticas.

Estos son mis dos consejos para controlar el eccema:

1. Ante un problema inflamatorio de la piel que no responde al tratamiento prescrito, evite el rascado y consulte con un dermatólogo lo antes posible.

2. La mejor forma de prevenir los eccemas es mantener una piel bien hidratada (uso regular de cremas hidratantes en piel seca).